El lugar ideal para dormir en Barcelona

Panorámica de Barcelona desde el Eurostars Grand Marina.
Valora esta página

Barcelona es una ciudad increíble que tiene mil y un rincones para conocer y descubrir. Es una ciudad que lo tiene todo: mar y montaña, diseño, modernidad y antigüedad, una excelente gastronomía y unos alojamientos de auténtico lujo con vistas poderosas. Vamos a conocer dos de esos espectaculares hoteles que sorprenden.

La Sagrada Familia, Barcelona. / GETTY

La Sagrada Familia, Barcelona. / GETTY

Eurostars BCN Design

Este hotel íntimo y de diseño se encuentra perfectamente localizado en una de las principales arterias de la ciudad catalana: Paseo de Gracias. De hecho, se encuentra a escasos pasos de la misteriosa Casa Batlló y muy cerca de La Pedrera, por lo que no extraña que algo de espíritu modernista ronde por los pasillos, aunque con el toque de la vitalidad del diseño barcelonés.

El hotel hará las delicias del amante del buen descanso, de la excelencia en el servicio y, esencialmente, del que gusta del arte y el diseño. Es un hotel lujoso y exclusivo con 65 fabulosas habitaciones con un toque transgresor a través de las formas, luces y colores. Cada habitación es única y su personalidad es distinta, aunque manteniendo el vanguardismo. La comodidad y confort, así como el equilibrio de espacios, permiten al huésped sentirse como en casa.

Ver ofertas Eurostars BCN Design

El edificio señorial que lo alberga fue construido en la segunda mitad del siglo XIX y, tras una profunda renovación bajo la batuta de Xavier Claramunt, se abrió como hotel de estilo boutique, un espacio elegante y con decoración moderna, con el equipamiento y tecnología del siglo XXI.

Sin duda, hay dos detalles que describen la experiencia en el BCN Design. Por un lado el intimismo, la sensación de tranquilidad en sus espacios, tanto públicos como privados, que invita al descaso. Por otro lado, la amabilidad de su personal y el punto de cercanía que lo convierte en un lugar al que uno desea llegar y en el que se quiere permanecer.

Eurostars Grand Marina

Si el BCN Design estaba en el centro, el Grand Marina se encuentra en otro punto de interés: el puerto de Barcelona. Desde las majestuosas suites del hotel, de generosas dimensiones y con tres ambientes, se pueden tener unas vistas idílicas de la ciudad entera, ya sea a través de los amplios ventanales o desde la terraza. Con una mirada se abarca Barcelona y se descubren los principales monumentos.

Panorámica de Barcelona desde el Eurostars Grand Marina.

Panorámica de Barcelona desde el Eurostars Grand Marina.

Sus 291 habitaciones, donde se respira amplitud, son espectaculares, exteriores y tranquilas, garantizando comodidad, tecnología e intimidad. Sus suites disponen una cama grande y confortable, baño completo con hidromasaje para relajarse, y una pequeña sala para tener ese espacio extra que cualquier viajero siempre desea.

El Grand Marina, con su forma de transatlántico, es lujoso, exclusivo, vanguardista, minimalista y muy mediterráneo. Cuál isla flotante, el hotel se muestra armónico con el mar y en sintonía con la brisa marina; y busca ir más allá de un mero alojamiento para convertirse en una auténtica experiencia de ensueño para el huésped.

Es un hotel repleto de detalles de estética vanguardista, como la escalera del hall principal, obra de Leohming Pei, autor de la pirámide de entrada al Museo del Louvre en París. El arte forma parte inherente del lugar y, por ello, no extraña que acoja exposiciones temporales de forma habitual o que ofrezca noches de Ópera.

Ver ofertas Eurostars Gran Marina
Fuente: ZoomNews

Licencia Creative Commons