Los hoteles rurales con spa para relajarse en vacaciones

Vistas del Molí del Mig, en Torroella de Montgrí (Girona).
Valora esta página

Emprendemos la marcha por una ruta de alojamientos rurales escondidos en algunas de las provincias más bonitas de nuestro país: Girona, Cantabria, Guadalajara o Segovia

Vistas del Molí del Mig, en Torroella de Montgrí (Girona).

Vistas del Molí del Mig, en Torroella de Montgrí (Girona).

SELECTAHOTELES

Septiembre sigue siendo un mes en el que muchos deciden irse de vacaciones. Más tranquilidad y precios mucho más económicos para poder elegir. Descansar y desconectar, es el binomio perfecto para este mes. Pero, ¿cuáles son los mejores sitios para conseguirlo? Aunque cada uno tiene sus preferencias, hoy hemos querido seleccionar hoteles especiales, en los que darte un gusto, cuidando cuerpo y mente. Desde Selectahotels nos recomiendan algunos con spa para unos días de lujo.

Molí del Mig, en Torroella de Montgrí (Girona)

Molí del Mig, en Torroella de Montgrí (Girona).

Molí del Mig, en Torroella de Montgrí (Girona).

Qué tendrán los alojamientos gerundenses que enamoran a cualquiera. Sea lo que sea también el Molí del Mig lo tiene y te conquistará. Será por su arquitectura tradicional de molino del siglo XV perfectamente rehabilitado, será por su entorno de verdes campos, será por sus íntimas y coquetas habitaciones dobles y suites, será por su restaurante de grandes ventanales a la finca y cocina ampurdanesa, o será por su Wellness-Spa con sauna, baño de vapor, jacuzzi y ducha biotérmica. Tú eliges pero de aquí no te escapas sin desconectar del todo.

Casa Rural y Spa El Huerto del Abuelo, en Almirehuete (Guadalajara)

Hotel rural El Huerto del Abuelo, en Almirehuete (Guadalajara).

Hotel rural El Huerto del Abuelo, en Almirehuete (Guadalajara).

Un hotel rural de piedra que esconde buenos secretos para unas vacaciones de lo más relajantes. Así es la Casa Rural y Spa El Huerto del Abuelo, con siete habitaciones dobles que presumen de buenas vistas a la naturaleza de la zona, restaurante en el que reponer fuerzas con platos de la gastronomía de la zona y posibilidad de masajes. Pide la carta de masajes y elige el que necesites para volver como nuevo a casa.

Manantial del Chorro-Spa, en Navafría (Segovia)

Manantial del Chorro-Spa, en Navafría (Segovia).

Manantial del Chorro-Spa, en Navafría (Segovia).

Tranquilidad, silencio y naturaleza esperan en el Manantial del Chorro-Spa, un hotel pensado para que te des un lujo. Cuenta con 12 habitaciones y 12 bungalows, elegantes, amplios, luminosos y cálidos, un restaurante panorámico desde el que contemplar la Sierra de Guadarrama mientras pruebas los productos de la tierra preparados con mucho gusto, y un spa para tratamientos de hidroterapia, faciales o corporales. Qué más se puede pedir para revitalizar cuerpo y mente.

Tierras de Moya (Moya, Cuenca)

Tierras de Moya (Moya, Cuenca).

Tierras de Moya (Moya, Cuenca).

No creas que Cuenca sólo tiene su bonita capital, no, esta provincia tiene rincones sorprendentes. Uno de ellos es la Serranía de Cuenca, donde se sitúa un edificio de piedra del siglo XVIII que hoy es un hotel reconocido con el Premio de Calidad y Excelencia Turística de Castilla-La Mancha. Se llama Tierras de Moya y está pensado para que los viajeros encuentren la máxima tranquilidad. Para ello cuentan con once amplias y confortables habitaciones con bañera de hidromasaje y hasta carta de almohadas, además de un spa con minipiscina de hidromasaje, sauna finlandesa y cabina de vapor-hidromasaje. En él puedes también elegir darte un masaje o tratamiento corporal de relajación, chocoterapia, etc. También cuentan con piscina exterior y un restaurante de cocina tradicional. ¿Qué más se puede pedir?

La Casa del Puente (Regules de Soba, Cantabria)

La Casa del Puente (Regules de Soba, Cantabria).

La Casa del Puente (Regules de Soba, Cantabria).

Vuelves de vacaciones y ya estás pensando en lugares para escaparte y volver a olvidarte del día a día. Pues hay hoteles que son un verdadero paraíso de tranquilidad, como La Casa del Puente que, en una casa de 1900 alberga coloridas habitaciones con buenas vistas al río y el valle. Tiene dormitorios, suites y apartamentos completamente equipados para entre 2 y 8 personas. Espacios desde los que se tiene acceso al spa del alojamiento, donde hay jacuzzi para cuatro, con luces y música ambiente, y sauna de infrarrojos y cromoterapia. Por si aún te falta algo, puedes disfrutar de rica gastronomía cántabra en el restaurante, cuya especialidad son los pinchos de lechazo castellano a la brasa.

Entre Viejos Olivos – Wellness (Benicolet, Valencia)

Entre Viejos Olivos – Wellness (Benicolet, Valencia).

Entre Viejos Olivos – Wellness (Benicolet, Valencia).

Silencio, paz y la más absoluta relajación es lo que espera en Entre Viejos Olivos – Wellness, un alojamiento en el que puedes alojarte en cabañas de madera, pasear por jardines entre árboles con mucha historia, darte un baño y tomar el sol en la piscina, y por supuesto cuidarte en su spa. Aquí tienen sauna, jacuzzi y solárium, y ofrecen multitud de tratamientos, faciales y corporales, para que vuelvas a casa como nuevo: reafirmantes, relajantes, anticelulíticos, etc. Pero los servicios del hotel no acaban aquí, ya que te invitan a románticas cenas en la terraza-barbacoa, junto a la piscina, mientras escuchas relajante música chill-out.

Fuente: Zoomnews

Licencia Creative Commons